Categories
Lugares

LA HISTORIA DE PALERMO (Que muchos palermitanos no conocen)

Cuando todavía nadie soñaba con una escort Vip de Palermo, uno de los primeros habitantes de esta zona hoy “Top” de Buenos Aires era Juan Domínguez Palermo. Fue un Diputado del Cabildo y Regidor en la época colonial, y de él vendría el nombre del barrio. Otros lo atribuyen a una señora nacida en Sicilia. Ella llamó “arroyo Palermo” a un paraje con curso de agua que le recordaba a su pueblo natal en Italia.
Se cuenta que Palermo se fundó sobre las tierras que adquirió el caudillo Juan Manuel de Rosas para construir una enorme casa que anhelaba.

Allí se construyó una capilla con una imagen de la Virgen María y otra de San Benito (“el santo negro”). Y se empezó a hablar de “Palermo de San Benito”, luego de “San Benito de Palermo”, como se lo conoce hoy.

De santos y caudillos

Recordemos que todo el trazado de la capital argentina estaba fundado en divisiones por iglesias. Las respectivas diócesis establecían los límites de cada jurisdicción. Esto se ve aún hoy en los nombres de muchos barrios.
Ya a principios del siglo XIX, San Benito de Palermo era un paraje de chacras y quintas. En 1830 el gobernador Rosas compra tierras, y comienza a construir su casona, que incluía la capilla de San Benito. Luego de la derrota de Rosas a manos del General Urquiza, la zona cae en el abandono. La casa de Rosas es demolida a fines de ese siglo.
Durante la presidencia de Sarmiento, en 1874, se crea el actual parque “3 de Febrero” (llamado así en recordación de la batalla de Caseros, justamente cuando Rosas es derrotado por Urquiza). Y los famosos jardines, el parque botánico y el zoológico.
También se fundan otros hitos del barrio. Frente al zoológico y a lo que hoy es Plaza Italia, la Sociedad Rural Argentina recibe terrenos para hacer sus exposiciones rurales que siguen hasta hoy. Se inaugura el hipódromo argentino, y la Asociación de polo también toma posesión de predios, para practicar ese deporte.

Deportes, aire puro, gastronomía y escort Vip de Palermo.

En el siglo XX aparecen los clubes, hoy centenarios, de Golf, de tenis, de hipismo, de ciclismo y el G.E.B.A. También el planetario, el jardín japonés, la mezquita islámica, y otras concesiones que redujeron los bosques originarios a la mitad.
Hoy muchos hablan de “sub barrios”, en los que determinadas actividades se aglomeran. Por ejemplo, “Palermo Soho” (un gran polo gastronómico) o “Palermo Hollywood” (donde se encuentran muchas empresas de la industria audiovisual).

Toda su edificación es ecléctica, pero hay una marcada tendencia a los estilos góticos y barrocos. Además, es uno de los más importantes centros de atracción turística. Pero también es un imán para los porteños y gente del Gran Buenos Aires, dada su enorme oferta cultural.
Bares con shows, teatros y pubs temáticos hierven de actividad casi todos los días de la semana. Es un centro de espectáculos “off” o alternativos, tan relevante como la legendaria Avenida Corrientes lo es para las manifestaciones artísticas del “mainstream”.
Sigue siendo el “pulmón verde de la ciudad”, tanto como un prestigioso centro comercial. Y por su extensión, es el mayor barrio de Buenos Aires, inserto en la Comuna 14, según la división establecida a partir de 2010.


Se puede decir que es un barrio de los más atractivos. Combina grandes extensiones de verde y aire libre, con zonas residenciales de las más cotizadas de la ciudad, una variedad de gastronomía para todos los gustos, y efervescente actividad cultural.